Carta Abierta a Ada Colau

By September 26, 2016 Good to Know No Comments
CARTA-ABIERTA-A-ADA-COLAU

IMPORTANTE ACTUALIZACIÓN: BETAHAUS PERMANECERÁ ABIERTO

TODA LA INFORMACIÓN AQUI

El lugar de trabajo de 200 autónomos y emprendedores corre peligro. Sra. Alcaldesa Ada Colau, evite que cierren Betahaus este Martes 27 a las 10hs.

Estimada alcaldesa de Barcelona Ada Colau,

Somos Jordi, Marcos, Pedro y Eduardo, cofundadores de Betahaus Barcelona.

Quizás usted no nos recuerde, pero nosotros todavía contamos la anécdota cuando allá por el año 2014, siendo usted la vocera de los PAH nos sorprendió gratamente con su visita a nuestro espacio para hablar del rol de la mujer en los medios de comunicación. Todos quedamos muy sorprendidos por su claridad y contundencia con la que defendía a los más vulnerables frente a la desigualdad y el abuso de poder que se generaba desde la administración.

Esa mujer sorprendente que nos visitaba estaba llamada a ser al poco tiempo la primera alcaldesa de la ciudad de Barcelona. Todos vimos aquel día de su visita, su fuerza y ganas de cambiar las cosas y por eso los que luego la votamos lo hicimos creyendo que una política diferente, más cercana al ciudadano de a pie, con gente real que se ocupa de los problemas reales de la gente era posible.

Lamentablemente hoy, dos años después de su honorable visita, Betahaus Barcelona corre un peligro inminente de ser clausurado por los abusos, burocracias y sin sentidos de la misma administración que usted prometió combatir desde dentro.

Betahaus Barcelona es el espacio de coworking más grande de Barcelona situado en la parte alta del barrio de Gràcia, con más de 200 miembros activos entre autónomos, emprendedores y pequeñas y medianas empresas. Es un proyecto que apunta a conciliar la vida profesional con la personal, a demostrar que una nueva de forma de trabajo más humana es posible. Nuestra misión es ser un espacio abierto para profesionales apasionados por lo que hacen.

Es un proyecto que se inició en el año 2012 cuando comenzamos a rehabilitar un edificio que estuvo completamente abandonado durante 25 años y que durante ese periodo de soledad sufrió intentos de ocupación y terminó convertido en un nido de palomas y ratas muy peligroso para todos los vecinos.

Hoy, lejos de esa imagen de abandono, es un sitio lleno energía, que respira vida y ganas de tirar proyectos para adelante, muy a pesar de las innumerables trabas por parte de la administración y de algún vecino poco permeable al cambio que nos hemos encontrado en el camino. Cabe subrayar que las quejas se fundamentan en el ruido de las obras, el tránsito de las personas, el movimiento de un elevador o incluso de las máquinas de aire acondicionado.

A diario estos 200 miembros interactúan y esa interacción deriva en sinergias que se traducen en oportunidades laborales, en nuevas empresas y proyectos que alimentan al ecosistema emprendedor de la ciudad. Y como usted sabrá, emprender y sobrevivir como autónomo en este país es una tarea muy complicada no solo por la crisis en la que aún seguimos sumidos y que afecta principalmente a gente joven, sino por las mismas trabas que impone el estado con cuotas de autónomos exorbitantes y burocracias incomprensibles para una persona que lo único que desea es trabajar.

Nuestros miembros no solo se relacionan entre sí, sino además lo hacen con todo el tejido comercial del barrio de Gràcia. Un miembro gasta en los comercios cercanos al espacio un promedio de 15€ diarios, que multiplicados por todos nuestros asociados pueden significar un gasto mensual más de 63.000€ que se distribuyen en pequeños comercios manejados usualmente por familias o amigos, al igual que nosotros.

En estos 4 años, con gran esfuerzo profesional y personal, hemos convertido Betahaus en un referente del ecosistema emprendedor de la ciudad. Son constantes las llamadas y correos que recibimos de entidades gubernamentales y privadas que nos invitan a hablar del caso de éxito Betahaus, como así también las felicitaciones de personajes relevantes en el sector de la empresa y la emprendeduría. Nos enorgullece decir cada vez que tenemos la oportunidad que uno de los referentes mundiales de la industria colaborativa se encuentra en Barcelona y que aloja a la comunidad más emprendedora de la ciudad.

Aún así esta historia llamada a tener un final feliz, puede que tenga un final abrupto y muy triste a partir de este Martes 27 de septiembre a las 10:00.

No queremos aburrirla con los pormenores de nuestra situación. Calculamos que usted podrá interiorizarse muy rápidamente con un simple llamado a algunos de sus colaboradores del barrio de Gràcia. Aún así a modo de resumen se lo precisamos a continuación:

– En el año 2012 luego de 6 reuniones técnicas con Sr. Cabezas y Josep Maria Aguilera del ayuntamiento de Gracia, solicitamos la licencia de obras menores y así comenzamos la adecuación del edificio situado en carrer de Villafranca 7.

– Tres meses después de iniciadas las obras, el ayuntamiento, fuera de término y sin dar ningún tipo de explicación nos deniega dicha licencia de obras. Esta negativa no solo significó un fuerte impacto económico para nosotros (perdimos 85.000 euros) sino que casi mata al proyecto antes de nacer.

– Entre finales del 2012 y principios del 2013 tocamos muchas puertas reclamando un trato justo, explicando la necesidad de la actividad híbrida pidiendo explicaciones y ayuda para poder finalizar unas obras inacabadas, (Vicente Guallart, Conseller Puig, Jordi Geli, Aurora López, fueron algunos entre tantos otros). Lo íbamos a conseguir y a finales de mayo de 2013 logramos obtener una licencia de obras bajo unas condiciones que hacían muy complicado el desarrollo del proyecto pero al menos nos daban la posibilidad de intentarlo.

– Ya con la obra acabada en el 2014 comenzamos el proceso de inspección de la ECA que nos sumiría nuevamente en vericuetos normativos poco comprensibles y cambios de criterios. Aún así, siguiendo las exigencias invertimos en las mejoras que se nos demandaban y hoy podemos asegurar que tenemos un edificio que cumple perfectamente la normativa necesaria para trabajar en un formato de oficina de forma segura, sana y legal, y sin un solo prejuicio para ningún elemento sensible.

– Entre tanto tuvimos que afrontar las reiteradas denuncias de nuestro vecino, Jordi Costa y su familia, que se queja constantemente de los ruidos generados por las obras que el mismo ayuntamiento y/o ECA nos obligaba a realizar.

– Así las cosas, en Agosto de 2016 presentamos al ayuntamiento la comunicación de licencia de actividad. Este nos la otorga en precario, nos cobra las correspondientes tasas, y nos deja a la espera de leerse el informe completo para otorgarnos la licencia definitiva. Aparentemente estaba todo dado para que esta lucha de 4 años llegase a un final feliz.

Lamentablemente a los pocos días, en fecha 17 de Agosto, (en plenas vacaciones de todo el país), el ayuntamiento nos envía una notificación que nos informa que nos da 15 días para adecuarnos o anular esta licencia concedida en precario en el caso de que no cumplamos con los requisitos siguientes:

– Realizar un cambio de uso del edificio (de industrial a de oficinas). Cuando el edificio permite la compatibilidad del uso administrativo, aunque hemos iniciado también esos trámites, estando a punto de entregar la licencia de obras mayores que creemos no se demorara más de 2 semanas.

– Tener a disposición plazas de parking, 11 para coches y 2 para motos (para unos miembros que viven en el barrio, van en bici o se mueven a pie).

– Colocar placas fotovoltaicas (paneles solares). Cuando no es necesario ya que no disponemos de agua caliente.

– Realizar medidas sonométricas respecto al elevador y las máquinas de aire acondicionado. Cosa que contratamos de nuevo a ECA y es finalmente el vecino el que no nos deja realizarlas ya que deben realizarse desde su vivienda por ser el elemento sensible en este caso. Además se opta por hacer las mediciones de noche por ser la normativa aún más restrictiva.

Para toda esta locura, sin ningún fundamento de derecho, y con unos tempos imposibles de cumplir (con la dificultad que acarrea hacerlo en plenas vacaciones y a sabiendas que llevará meses) se nos dan 15 días.

Han habido cambios de criterio por parte de los técnicos de la administración, por parte de la ECA y esto nos ha llevado a cumplir con requisitos que finalmente no hemos tenido que cumplir y que cabe decirlo para los que no teníamos dinero, con unos tiempos ciertamente más dilatados de lo deseado. Pero hemos cumplido con todo lo que se nos ha pedido y queremos quedarnos y llevar una buena relación con nuestros vecinos, de la misma forma que lo hacemos con otras personas del barrio.

Pero sinceramente, todo esto nos hace poner en duda la voluntad supuestamente colaborativa del ayuntamiento, de sus funcionarios y representantes, respecto a nuestro proyecto, sino por el contrario cubrirse las espaldas frente a un proyecto que no saben ni han sabido entender desde el principio desde el 2010 cuando Jordi empezó a mantener reuniones con muchas personas de la política para intentar explicar qué es betahaus.

¿Acaso a usted le parece lógico que se nos reclame 13 plazas de parking en un barrio prácticamente peatonal como es el de Gràcia y que tiene una guerra declarada frente a los coches?

¿Acaso a usted le parece lógico que nos exigen paneles solares cuando el mismo estado español tiene una guerra declarada frente a auto generación de energía?

¿Acaso a usted le parece lógico que se nos deniegue una licencia por una formalidad como es un cambio de uso, cuando el edificio cumple toda la normativa de seguridad y no hay riesgos para terceros de ningún tipo?

¿Acaso a usted le parece lógico que se otorguen 15 días para realizar unos trámites que se saben implicarán meses?

¿Acaso a usted le parece lógico dejar sin lugar de trabajo a 200 personas por una formalidad burocrática?

En estos últimos años nos hemos cansado de escuchar la necesidad de transformar Barcelona, de revisar el modelo turístico y convertir a la ciudad en un HUB creativo e industrial que genere valor más allá de la Sagrada Familia y la Pedrera. Hemos escuchado decir muchas veces sobre la necesidad de fomentar las industrias locales, el pequeño comercio, el consumo en el propio barrio, es decir, fomentar ecosistemas barriales poderosos y autosustentables.

Betahaus también existe en Berlín, Hamburgo y Sofía. En estas 3 ciudades, los ayuntamientos locales han sido un aliado vital para la subsistencia del proyecto. Cuando hemos tenido problemas, los ayuntamientos fueron los primeros en venir a ayudarnos, dándonos facilidades y sobre todo estando al lado nuestro para evitar errores y acelerar los procesos. Esos mismos ayuntamientos han sido desde el inicio muy cercanos con el proyecto, intentándolo comprender en toda su extensión y sobretodo tendiendo una mano en todo lo que fuera necesario.

No pedimos un trato especial, ni de amiguismos. Queremos simplemente un ayuntamiento que juegue de nuestro lado y no que sea nuestro enemigo. Queremos un ayuntamiento que no solo se quede en el discurso ‘importancia de la emprendeduría’, sino que también la apoye y la fomente. Queremos un ayuntamiento que no nos ponga precintos de cierre, con funcionarios que un día nos dicen A y al otro día hacen B.

Queremos un ayuntamiento que nos deje trabajar a nosotros y a otros 200 emprendedores. Queremos este martes poder seguir haciendo crecer un proyecto que creemos muy positivo para todos.

Lo único que le pedimos alcaldesa es tiempo. No queremos que eximan del cumplimiento de ningún tipo de normativa, queremos hacerlo bien y dentro de la ley. Pero también pedimos comprensión, cercanía, apoyo. Pedimos que en estos tiempos difíciles para todo el país, la administración no nos ponga palos en la rueda. Pedimos que haga simplemente lo mismo que se predica.

No hacemos ni vendemos nada ilegal, pagamos nuestros impuestos y nos hacemos cargo de nuestro errores. Pedimos únicamente un poco de sentido común y solucionar de la manera más breve y menos destructiva posible este conflicto que cargamos en nuestras espaldas por más de 4 años.

Desde nuestra parte seguiremos trabajando duro y aportando nuestro granito de arena para hacer de esta ciudad una ciudad mejor, de nuestro barrio, un barrio con más valor y brindándole a nuestro miembros la mejor comunidad posible.

Hemos iniciado este proyecto con ilusión y con la creencia firme de que una nueva forma de trabajar era posible. Con nuestros errores y nuestras victorias, pero siempre allí, al pie del cañón dando lo mejor de nosotros.

Usted es la única que puede evitar que este Martes 27 de Septiembre a las 10hs cierren Betahaus y dejen sin lugar de trabajo a 200 personas. Le pedimos encarecidamente su intervención.

Ninguno de nosotros ha tenido un sueldo digno hasta hace bien poco, ninguno de nosotros ha hecho sus 8 horas y se ha ido a casa, hemos sacrificado nuestras vidas y las de nuestra familia por algo en lo que creemos, porque sabemos que esas 200 personas sino estan aqui estan en sus casas aisladas del mundo. Queremos pensar que hemos mejorado sus vidas.

Pedimos un poco de tiempo, y que se acepte la comunicación de licencia bajo la condición del cambio de uso que nos exige el ayuntamiento. Sino cumplimos ciérrenos, pero se lo garantizamos, si el Ayuntamiento se pone de nuestro lado, conseguiremos legalizar un proyecto sin destruirlo.

Esta carta, con todos los detalles técnicos, fechas y documentos, ha sido enviada a su e-mail desde la página web del Ayuntamiento para que pueda comprobar la veracidad de nuestra historia.

Créanos alcaldesa, al igual que usted, no lo hacemos por el dinero, lo hacemos por el alma. Por un futuro mejor para los que vienen detrás nuestro.

Con afecto

Jordi Subirás, Eduardo Forte, Marcos Horna, Pedro Pineda – co-fundadores de Betahaus Barcelona

Para más información escribe a: contact@betahaus.es

WE'RE INTERVIEWING NEW MEMBERS. JOIN NOW! BOOK APPOINTMENT